domingo, 5 de mayo de 2019

¿Cómo son las clases de Psicología?


Creo que este Blog da una clara evidencia de que soy un estudiante de Psicología y justamente hoy vengo a eso, a hablar de cómo son las clases, qué se podría mejorar, en general, a realizar un crítica sobre las clases y los contenidos.
Me gustaría dividirlo en varias partes: primero realizar un análisis de cómo son las clases, usando ejemplos. A continuación propondré algunas mejoras que creo que se pueden tomar hacia el próximo curso y por último, una crítica al valor que tiene esta asignatura.
La estructura de las clases es muy simple: presentación del profesor, repaso de lo anterior y a continuación aprender cosas nuevas, por el hecho de hacer algo entre el nacimiento y la muerte.
Creo que esta técnica es una de las mejores, porque en asignaturas como esta, que en nuestro caso son dos veces a la semana, es muy útil para recordar lo dado, pues son muchas asignaturas y muchas veces, no nos acordamos. Además este es el momento para aclarar alguna duda, si es que ha surgido a lo largo de la semana. De esta forma conseguimos interiorizar y que los conceptos se queden aclarados, además como muchas veces tiene mucho que ver con lo que se va a explicar, sirve como introducción para no introducir de golpe el nuevo conocimiento.
Tras este breve resumen comienza la explicación Para esta, el profesor se apoya en una presentación en la que aparece la teoría explicada ampliamente, de la pizarra tradicional en la que realiza sus explicaciones y muchas veces de material audiovisual. Por partes:
- Uso de presentación: algo positivo,además, como en esta aparece toda la información copiada de los apuntes, siempre tienes ahí toda la información. A parte, como en Psicología entender las palabras es tan importante, eso te permite leer con tranquilidad toda la información y preguntar por palabras que no se entiendan, aunque se te hayan olvidado los apuntes.
-Uso de pizarra tradicional: también algo positivo, muchas veces esas explicaciones son las que sirven para entenderlo. Además, realiza muchos esquemas, dejando mucho más claro la idea principal.
- Aportación de material audiovisual: algo más que positivo, en muchos casos sirve para que nos demos cuenta de lo que estamos estudiando y aplicarlo a casos reales, muy útil para la futura realización de los exámenes. Esto, como ya vimos en Psicología, refuerza el aprendizaje, pues se entiende mucho mejor, facilitando su aprendizaje. Cabe destacar también, sobre todo en este último trimestre en el que se estudia la inteligencia, la realización de test de inteligencia para ver cómo son y poder comprobar si estos se han realizado correctamente.
Para terminar esta parte, hablar de los exámenes. Esta asignatura es la única que de verdad se puede decir en Segundo de Bachillerato que no hay que estudiar, son con apuntes... pero esto tiene puntos a favor y en contra:
  • El más obvio es que el examen es más difícil para ciertas personas en el sentido de estudiar de memoria todo y soltarlo en el examen para olvidarte a los tres días (con suerte).
  • Por el contrario, hay gente que creen que es mejor por el simple hecho de no tener que estudiar.
Yo creo que es mejor este tipo de exámenes, porque no se mide la capacidad de memorizar del alumno, sino que se mide la capacidad de entendimiento del mismo, comprobando si de verdad ha estado prestando atención o si lo ha entendido, y en mi opinión, como deberían de ser la mayoría de los exámenes, pues todos sabemos que aprender de memoria tiene un límite y que al final, sino resulta interesante para el alumno, se acabará olvidando.

Alguna de las cosas que cambiaría de cara al curso que viene es el orden en el que se ve el contenido (desconociendo el motivo de este orden). Yo hubiese empezado por esta última parte, la personalidad y las emociones. Esto lo creo porque los estudiantes estamos quizás en una etapa en la que esto es complicado, muchos cambios y creo que sería útil por esto mismo, no tanto para enseñar sino para que se pueda aplicar en nuestras vidas: conocernos, saber cómo es nuestra personalidad y por qué actuamos como actuamos, ver que ser diferente no importa, aprender lo que son las emociones y normalizarlas al igual que normalizar el hablar de ellas… Por eso mismo creo que es conveniente empezar por aquí y centrarse en este tema.
Otra cosa que creo que se podría intentar de cara al año que viene, aunque es más difícil es conseguir alguna ponencia de algún profesor de universidad o experto en este tema que pueda enfocarse mucho más en alguno de los temas que se tratan en esta asignatura.

En cuanto a cosas que cambiaría pero a nivel de administración sería implantar esta asignatura en los dos cursos, para que se pudiera impartir la misma con tranquilidad y poder ampliar los conocimientos en un sociedad actual que se preocupa más por aparentar que cuidarse mentalmente, conseguir que las visitas al psicólogo se normalicen, conseguir que se hable sin miedo de todos los temas que se tratan y que afectan a la mayoría de todos en algún momento de nuestra vida ( temas como enfermedades mentales como el Alzheimer, cómo memorizar correctamente, la personalidad...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario